Etiquetas

, , , , , , , , ,

Bueno pues ha llegado un 14 de febrero más en la historia de nuestro amor (órales, amanecí inspirada…) y como estas tu muy allá y yo muy acá, la mejor manera que encuentro de celebrarlo contigo, es a través de las palabras, aunque ciertamente no es fácil ponerle palabras a un sentimiento, y menos aún cuando ese sentimiento es el amor.

Solo quiero reiterarte (porque sé que lo sabes) lo mucho que te quiero y lo mucho que agradezco al destino, karma, suerte, casualidad o lo que haya sido, el que nuestros caminos se hayan encontrado (alguien reclamaría aquí su participación en la historia).

A lo que viene esto es a que en estos poco más de dos años que hemos estado juntos he sido muy feliz y me gusta pensar que también yo he hecho de tu mundo un lugar mejor. También, lo confieso, me gusta fantasear con la idea de que esto podría durar toda la vida…

Se que últimamente me he portado más loca de lo normal,  la verdad es que soy una histérica rehabilitada, y así como los alcohólicos rehabilitados lucharán toda su vida contra la tentación del alcohol, así mismo lucharé yo contra la tentación de hacer dramas (o megadramas al menos, porque pequeños dramas se me están permitidos, ¿no?).

Bueno, esto ya se puso dramático para una carta de amor. Como sea, te agradezco por compartir tu vida conmigo, por tus besos, tus mordidas, tus abrazos, tus caricias, tus miradas, tus sonrisas, tus palabras, tus silencios, tus cariños, tus regaños, tus llamadas, tus mensajes, tu compañía, por tu risa, por mi llanto, por las noches, por los días, por la distancia y la cercanía, por tus idas y tus vueltas, por tu tiempo, por los viajes, por las idas al cines, las películas en casa, los conciertos, los paseos, por los tacos y demás comidas, por los bailes y las fiestas, por tu calor cuando hace frío, por las pláticas científicas, tus útiles opiniones (¡y las inútiles también!), tu ayuda matemática y tu fe en mi capacidad de investigación, por los libros, por los discos, por los detalles que de repente te salen, por tu sarcasmo, por tus burlas divertidas, por ser directo y no andarte por las ramas, por tu pasión, por las noches de pasión, por despertar mi pasión, por tus orgasmos y los míos, por las fantasías cumplidas y las que me vas provocando, por la regadera y el jacuzzi, por estar al pendiente de mi, por preocuparte, por ponerme los pies en la tierra cuando lo necesito, por subirme hasta el cielo cuando menos me lo espero, por todos y cada uno de los días que estando cerca o lejos compartimos, por todo lo que eres y lo que no eres, por ser tú, porque contigo puedo ser yo, por inspirarme a ser una mejor yo, en fin amor, por todo lo que haces, provocas y eres en mi.

Te quiero con todo mi corazón…

Siempre tuya… la novia más hermosa que tienes, o sea yo (no te vayas a confundir).

Imagen

Anuncios